SITUACIONES SEXUALES PARA PROGRESAR NUESTRO DESEMPEÑO EN CAMA

0
5

“Es la primera vez que me pasa” o bien “jamás he tenido un gatillazo” son oraciones muy recurrentes cuando vamos a sostener relaciones íntimas y la cosa no marcha. La mayor parte de las veces van a ser patraña. A todos los hombres les pasa y no hay por qué razón mentir a absolutamente nadie. En ocasiones ocurre y no tiene por qué razón transformarse en un inconveniente. Aun a veces es posible que la erección se quede a medias, así sea por el hecho de que hemos bebido mucho o bien por los nervios del instante. No hay que volverse desquiciado, existen muchas cosas con las que divertirnos y no tiene por qué razón transformarse en una complejidad.

Enredados

Muchos hombres tienen erecciónes matinales y hay que aprovecharlas. La situación lateral es estupenda y muy íntima: además de esto deja que mantengas tu pene mientras que lo introduces en la vagina para tener una sensación más fuerte.

El tobogán de seda

Siéntate de forma cómoda y haz que tu pareja se apoye encima de ti echando su cabeza cara el suelo. Estimula su clítoris con tus dedos y acerca tu miembro a su vagina. Si jugando de esta manera consigues levantar “el ánimo” puedes introducirlo y que suba cabalgándote, y si la cosa prosigue sin marchar, podéis continuar jugando de otras formas.

El cánido fiel

Si la erección va y viene, el perro es de las mejores posturas. Si aparta las piernas un tanto más, esto va a facilitar la penetración. Si pierdes la erección, hay múltiples opciones. La primera, acariciarte mismo. Si con esto todavía no has podido, coge tu miembro y lubrícalo bien para sostener el empuje y que lo sienta suavemente en su clítoris.

El exprimidor

Ella se pone encima de ti mas dándote la espalda. Se inclina y apoya sus manos sobre tus piernas. Esta situación favorece el ensanchamiento de las caderas de la mujer y hace más simple la introducción del pene. Además, la visión del hombre es muy morbosa y va a facilitar la erección.

Enfrentados

Si la ansiedad y los nervios son los autores de tus inconvenientes, no te desesperes, no pasa nada, el coito vaginal no es preciso para pasar un buen rato. Empieza con una larga ducha, enjabónate las manos y acaricia su cuerpo poco a poco, puede ser atractivísimo y morboso. Salid de ahí y proseguid con un masaje por todo el cuerpo. Vuestros cuerpos desnudos uno frente al otro con los ojos clavados en los del otro mientras que os masturbáis. La situación se va a calentar al límite, bajará tu presión y quizás podáis iniciar con la penetración, si bien seguro que no va a ser preciso.

Existe la opción de asistir a favorecer la erección con ciertos accesorios. El cockring es un anillo que se pone en la base del pene. El empleo de este anillo ayuda a aumentar el flujo de sangre dejando sostener una erección a lo largo de un plazo de tiempo más largo, prevenir la eyaculación y provocar un estímulo sexual. Además de esto se aconseja recortar el vello púbico para eludir que se enrede o bien dé tirones al retirarlo, como el empleo de lubrificante a fin de que se deslice a la situación deseada. Si tienes inconvenientes cardiacos no los emplees, consúltalo con el médico.

En cambio, si eres diabético (cuando el nivel de glucosa en sangre es altísimo) no sería extraño que el doctor recomendase el empleo de esta clase de accesorios para asistir a robustecer la erección. Es recomendable no usarlo más de tres minutos, y gracias a él vas a poder llegar al clímax más de forma rápida.

5 / 5 stars